top of page

¡Es posible salvar tu matrimonio! (Parte 2)

La semana pasada decía “que tu #pareja no es tu peor #enemigo, por el contrario, debería ser tu confidente, tu aliado, tu complemento”. ¿Cómo debería ser una #relación sana? Esa es la tarea. Conocer las características de una relación sana y asegurar que las estamos aplicando. Lamentablemente, la mayoría de las veces actuamos bajo coraje y/o dolor al tomar acciones, que, en vez de ayudarnos, solo empeoran la situación. En ocasiones pedimos consejos a un familiar o a un amigo, y muchas veces nos dicen lo que ellos entienden, sin tomar en cuenta a ambas personas. Sin embargo, ese consejo que todos necesitamos cuando nos sentimos perdidos y agobiados, está primero en Dios y en su palabra. Existen profesionales quienes desde afuera analizan a ambas partes, y basado también en la palabra de Dios, nos ayudan a entender y a analizar esos detalles que ignoramos y olvidamos.


Sí amigo(a) que me lees, estás en el lugar correcto y estás dando el mejor paso de tu #vida para #mejorar tu situación #matrimonial. Es un proceso que conlleva tiempo, pero no es imposible. Es un proceso que no debemos ignorar, pero si debemos comenzar. La palabra de #Dios dice en Colosenses 3: 12-14: “Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; soportándonos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja conta otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas, vestíos de amor, que es el vínculo perfecto”.


¡Es posible #salvar tu #matrimonio! ¿Trabajarás para lograrlo?



Dios te bendiga,


Joevana Garcia Rivera



36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page