top of page

Tú lo eres todo para mi…

En realidad, piensas que es así o ¿solo lo dices porque eres inseguro (a) y quieres pensar que tu pareja, aunque no te lo demuestra, llena todos tus vacíos?


No nos engañemos.


Te reto a repetir las siguientes aseveraciones en este día.

• Dios, tú lo eres todo para mí.

• Mi felicidad no depende de los demás.

• Estoy completo (a) y mis emociones no dependen de los demás.

• No necesito validación ni aceptación externa para vivir emocionalmente saludable.

• Comparto mi vida contigo, pero no lo eres todo en mi vida.

• ¡Mi prioridad soy yo!


Cree en tus capacidades, valor y amor propio. ¡Tu corazón te lo agradecerá!


Feliz viernes,

Dra. Dorily





9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page